BIENVENIDO A ESTE “BLOG”

Filipenses 2:9-11

Por lo cual Dios también le exaltó hasta lo sumo, y le dio un nombre que es sobre todo nombre, para que en el nombre de Jesús se doble toda rodilla de los que están en los cielos, y en la tierra, y debajo de la tierra; y toda lengua confiese que Jesucristo es el Señor, para gloria de Dios Padre.

Gracias por su visita al “blog”. Le pido al Señor y único Salvador Jesucristo que encuentres aquí exactamente lo que El desea que encuentres. Nada más y nada menos. Oro para que se haga Su voluntad y que seas bendecido en Su nombre. Este es un trabajo que debo hacer para Su gloria y es con gran temor y temblor que me embarco en esta tarea.

Permíteme establecer claramente que no hay nada que necesites que yo pueda darte fuera de la provisión del Señor. Sólo puedo ser pertinente y de valor en Sus manos. Tan pronto como me alejo de Su voluntad me vuelvo inútil e irrelevante para Sus propósitos. Haciendo esto me arriesgo además a la corrección y la reprensión del Señor. Así que, si encuentras cualquier cosa aquí que no pueda filtrarse a través de la Palabra de Dios (la Biblia) y la convicción del Espíritu Santo a tu espíritu, debes descartarlo. Digo esto porque este sea tal vez mi mayor temor. Que yo muestre cualquiera de mis atributos humanos en una manera que obstaculice a cualquier lector en su caminar con el Señor. Soy una vasija, eso es todo. No me preocupan los que se burlan… pero no quiero fallarle a Dios. Definitivamente puedo identificarme con muchos mensajeros en la Biblia quienes en algún momento, precisamente cuando vieron su humanidad y sus limitaciones frente a este Dios perfecto que les pedía que hicieran algo en Su nombre, temblaban y se atemorizaban.

Antes de hacer esto he orado y llorado… mucho. Estoy descansando totalmente en El para hacerlo. Creo que este es el más grande salto de fe que he tomado en mi vida hasta el momento. Algunos, puede que piensen… “¿Cuál es el gran asunto aquí? Este es sólo un “blog” entre cientos y cientos de otros “blogs”. Para mí… mmmm, nada que ver. Esto implica escuchar de parte de mi Señor y tener que escribir lo que pone en mi corazón en Su nombre, tener que compartir lo que veo en sueños, visiones y relatar lo que le escucho decir, sabiendo que no puedo guardarme estas cosas o peor aún ignorarlas. Para mí… un asunto de importancia mayor. Le pido en oración al Señor que se glorifique en mis muchas debilidades. Yo le temo, le adoro y anhelo agradarle porque El es todo para mí.

Amado hermano y hermana en Cristo; es tu responsabilidad el caminar en la fe del Señor en oración y buscando siempre Su rostro. Sólo entonces El te guiará y te dejará saber qué cosas vienen de El y que cosas no. Esta búsqueda te ayudará a mantenerte en el camino aún cuando puedas identificar grietas en esta vasija.

Yo cumpliré con mi parte de compartir lo que el Señor me da para compartir en estos tiempos de tanto peligro en los que vivimos. El desea que los suyos lo sigan y busquen en espíritu y verdad. Su Iglesia (Novia) debe obedecer en todo lo que nos pida para que Su voluntad sea hecha a través de Su cuerpo en la Tierra.

Confieso que Jesucristo es el Hijo de Dios enviado al mundo para la salvación de la muerte eterna que causa el pecado. Que murió en una cruz, resucitó al tercer día y está a la derecha del Padre. Que volverá como prometió a buscar a su Iglesia y a hacer juicio sobre la Tierra. Que sólo en su nombre hay salvación y El es el único camino al Padre que está en el cielo. Amén.

Gracias por tomarte el tiempo en leer esto. Que el Señor te bendiga ahora y siempre.