“ESA ES LA MARCA DE LA BESTIA!” – por Marcos

Saludos a todos! Es Marcos nuevamente. Les quería mostrar un sueño que el Señor me dió el día de ayer, 28 de Junio del 2021. Este sueño es una confirmación de lo que muchos han dicho de la vacuna del COVID-19, y aunque sí he escuchado lo que muchos cristianos piensan que és, quería que el Señor me lo confirmara personalmente.

El día anterior al sueño, estuve en una actividad en casa de mis vecinos, y un familiar me hizo un confrontamiento hacerca de si estaba “vacunado” o no. Esa interacción me dio tristeza por ellos, y estaba un poco enojado, ya que estoy viendo que la gente vacunada están promoviendo esto de una forma muy agresiva. Bueno, aquí está el sueño:

Sueño: Estaba en una casa desconocida y había una actividad de una escuela que yo iba en noveno grado. Estaba en un cuarto con dos compañeros de aquella escuela; uno era Felipe y la otra era una muchacha de mi escuela que se fue después del Huracán María. Ambos estaban en el piso acostados con las manos en la cabeza descansando. Yo estaba parado al frente de ellos recostado de una maquinaria que producía algo y tenía un “conveyor belt” (cinta transportadora). Estabamos hablando de lo que íbamos a hacer cuando llegáramos otra vez a la escuela. Entonces vino un hombre vestido como de cartero y estaba recogiendo certificados de la vacuna de la influenza, que en vida real, se ofreció antes que la del COVID-19; pero yo no me la puse. Cuando le dije que no me la puse, la muchacha se quejó y me dijo: “¿Qué tu no tienes la vacuna de la influenza?”. Después les dije: “No! Y tampoco me voy a poner la del COVID!”. Entonces vi lo que Felipe pensaba y murmuró: “Hay, este es de esos ‘anti-vaxxers'”. Entonces, les traté de hablar sobre lo que yo sé de la vacuna y de la cantidad de propaganda que se está haciendo para ella, que es algo demasiado exajerado.

A lo largo de la discusión, ellos me contaron lo que les pasó cuando se pusieron la del COVID. Ellos dijeron que cuando se la pusieron, al instante temblaron por todo el cuerpo como por dos o tres minutos y después se le fue. Y yo les pregunté: “¿Y qué les dijeron sus padres sobre eso?” (Porque yo pensaba que sus padres estarían preocupados al ver esa reacción tan fuerte). Pero ellos ni les importó lo que les dijeran sus padres.

Entonces, sentí que el Espíritu Santo vino sobre mí y el Señor empezó a hablar en mi boca. Sabía que no era para que ellos entendieran, sino para testificar al mundo espiritual:

Palabra del Señor:
“AY, AY, AY MI HUMANIDAD! COMO SE GASTAN PONIENDOSE ESO! SON TANTOS MILLONES QUE SE LA HAN PUESTO!”

(El Señor lloraba, y yo sentía Su tristeza al ver a su creación más importante ser destruída por la vacuna. Yo podía sentir los pensamientos de Dios y los de mis amigos a la misma vez; y ellos solo pensaban que yo era como uno de esos ‘fanaticos de las iglesias’. Entonces el Señor me hizo apuntar mi dedo hacia ellos y habló contra ellos diciendo:)

“ESA ES LA MARCA DE LA BESTIA QUE LOS CRISTIANOS HAN ESTADO HABLANDO Y QUE HAN ESTADO ESPERANDO POR SIGLOS, Y MIRENLO AL FRENTE DE SUS NARICES! Y COMO QUIERA LA SIGUEN TOMANDO! NO SÉ COMO NO ENTIENDEN!”

Entonces, ahí acabo el sueño. Anteriormente, yo había escuchado a muchos creyentes decir que la vacuna era la marca de la bestia, pero yo quería que Dios me lo confirmara. Acabo de ver una noticia de jovenes que están muriendo de la vacuna, para que vean que Dios está triste con esto, y las noticias lo esconden todo. Así que, ahora puedo decir que la vacuna del COVID-19 ES LA MARCA DE LA BESTIA.

Link: https://healthimpactnews.com/2021/covid-19-bioweapon-shots-destroy-young-lives-what-percentage-of-the-american-public-is-now-complicit-with-murder/

Que el Señor les bendiga,
Marcos

Una Palabra a los padres cristianos relacionada a los teléfonos móviles y sus hijos – por Laura

(Vídeo abajo)

Dios les bendiga hermanos y hermanas en Cristo. El Señor me ha dirigido por casi una semana a hacer un Estudio Bíblico sobre las puertas que como padres abrimos en la vida de nuestros hijos cuando les damos un teléfono móvil. Luego de mucha oración, investigación y preparación en la Palabra para hacer un vídeo discutiendo este tema, mi corazón estaba muy apesadumbrado.

Este sería el primer vídeo que subiría al canal y me sentía sobrecogida por la urgencia del mensaje y francamente dudosa sobre cómo configurar todo. Realmente valoro mi privacidad y no uso medios sociales. Sólo accedo un par de lugares en la internet que me ayudan a fortalecer mi fe en Cristo y lo hago de manera esporádica. Colocar un canal y recibir los temas que debía cubrir en el mismo se sintió de momento como una carga grande. Así que me detuve para orar. Dios sabe que no deseo hacer nada que no esté bajo su dirección. Tampoco quiero fallar en cumplir su voluntad… así que oré por un rato.

Luego de hacerlo, no podía parar de llorar y de dolerme en mi espíritu. Sabía que el Señor me estaba compartiendo algo de cómo se siente El. Mi corazón me dolía y sabía que no estaba sintiendo todo el dolor que El siente… sólo lo suficiente para dejarme saber la importancia de este asunto.

Me senté en mi cama y escribí el mensaje que el Espíritu Santo puso en mi espíritu. Contiene información para la cual ya yo había recibido convicción de parte del Señor, pero me la dio de una manera tan clara, que entiendo que debo compartirla. A pesar de que este es un asunto que el Señor trabajó en mí hace muchos años y yo decidí seguir sus instrucciones, sentí que me la habló a mí como madre. Como una representante de todos los padres y madres. Por favor, si sientes que este mensaje es también para tí, abre tu corazón a obedecerle a El. Yo lo hice hace años y ahora veo las bendiciones de hacerlo en la vida de mis hijos adolescentes.

(Vea abajo el link al Estudio Bíblico en el canal de youtube)

Mensaje que el Señor puso en mi corazón para compartirles. Esta copiado según lo recibí:

¿Quién les dijo que les podían comprar un teléfono?

Ellos son mis niños. Ustedes los están llevando por el camino equivocado.

Ellos no deben andar en los caminos del mundo.

¿Dónde está mi Palabra?

¿Les han enseñado mi Palabra?

Un día me rendirán cuentas por esto.

¿Qué me dirán?

Yo vuelvo pronto y ellos ni siquiera me conocen.

Esto es homicidio.

Los he puesto en sus manos para que los cuiden.

Ellos son míos, no suyos.

Tienen poco tiempo para enmendar las cosas.

Arrepiéntanse. Busquen Mi Palabra y sigan Mis instrucciones.

Están allí mismo. No las cambien.

No les añadan, no les quiten. Complázcanme a Mí, no al mundo.

Porque todo en este mundo perecerá. Pero Mi Palabra permanecerá para siempre.

(Fin de la Palabra)

Como siempre, toma todo lo que escuches y recibas y llévalo a Dios en oración quien merece toda gloria y quien debe ser nuestra fuente única y exclusiva de dirección. El confirma la Palabra que es suya.