El estado actual de América (EEUU) y la protección de Dios – por Marcos

Saludos a todos, es Marcos y me gustaría compartir un sueño simbólico que tuve a cerca de América (EEUU), el 29 de septiembre del 2020.

Sueño:

Estaba en un lugar en los Estados Unidos y me encontraba en un estacionamiento de un centro comercial muy grande. Era de noche y estaba nevando, entonces me di cuenta de que estaba en los Estados Unidos durante época de invierno. Cuando miré hacia el centro comercial, noté que era tan grande que tenía dos entradas del tamaño de un garaje. La entrada estaba diseñada para que la gente pudiera entrar montados en sus vehículos y pudieran estacionarlos ahí dentro de la tienda (centro comercial). La salida era igual de grande pero la gente salía a pie. Yo entré a pie por donde la gente entraba con sus vehículos. Cuando estuve adentro, pude ver mucha abundancia de productos. En vez de haber góndolas llenas de mercancía, lo que había eran montañas de productos: había comida, armas, muebles y juguetes. Esta tienda tenía tantas cosas; luego entendí que esto era una bendición de Dios. El sueño fue tan largo que pude explorar el sitio con detenimiento.

Durante el recorrido, tomé un melón de la montaña de frutas que había y pensé: “Wow! el Señor ha bendecido a esta gente más que a otros países donde no hay mucho que comer. Dios les ha dado una bendición muy grande“. Mientras caminaba, pasé por la sección de licores (la Cava) y noté que había gente vestida de ropa muy cara y estaban borrachos, (aparentemente se permitía beber dentro del establecimiento). Entonces, sentí en mi espíritu que había mucha vanidad en ese lugar. En algún punto del sueño, paré de caminar en el centro de la tienda. Me quedé viendo como las demás personas iban de aquí para allá, comprando de forma impulsiva (frenéticamente), sin que les importaran los demás clientes excepto ellos mismos.

De momento, sentí como si me fuera a despertar del sueño y mi visión empezó a oscurecerse. Luego sentí que Señor me puso otra vez en el sueño y vi que la gente siguió comprando. Vi como si fueran frases y palabras suspendidas en el aire y escuché que Dios no quería que me levantara todavía porque me quería mostrar algo. Entonces caminé hacia la entrada y quería cruzar por donde pasaban los vehículos. Al cruzar, una motora color rosa casi me chocó, entonces me eché hacia atrás y me detuve donde iba a cruzar el camino. Entonces vi a dos niñas pequeñas de una pareja que estaba cerca y ellas estaban jugando en la tienda. De momento, cuando trataron de cruzar el mismo camino, una camioneta de color gris entró rápido y las impactó, lanzandolas al otro lado del camino. Al instante, muchos de los clientes que estaban cerca vinieron hacia ellas y yo me acerqué a una. Cuando me acerqué, recordé que en la vida real (no en el sueño), yo había tomado un curso de Primeros Auxilios en la universidad y empece a chequearlas por herídas. Vi que tenían sangre en la boca y sabía que iban a morir. Ambas tenían heridas y estaban inconcientes. (En el sueño, tuve la percepción de que este tipo de incidente era común en el centro comercial y que los clientes de esta tienda no se sorprendían tanto por esto.) Cuando llegaron los paramédicos y trataban de llegar de entre la multitud de personas, vi que también llegó el “Lider de la Tienda”. Este era un hombre mayor de entre 50 y 60 años de edad y estaba vestido de un chaleco antiguo de Inglaterra de la era Colonial de los Estado Unidos. Su vestido era todo blanco y la camisa interior era color azul pálido. Tenía muchísimo dinero y ropa muy cara. El lider se acercó al incidente y dijo a la gente: “Todo va a estar bien, yo voy a ayudar a estas pobres niñas. Nosotros nos encargaremos de ellas…”. Cuando dijo eso, yo supe que a él solo le importaba su dinero. Entonces, el Señor me dio una palabra sobre este hombre. El Señor me dijo cuánto este hombre ama sus riquesas y como él prefería perder a una persona de la tienda (que muera) a que él perdiese un billete de un dolar! (Así fue como el Señor lo describió).

Después me paré sobre una plataforma que había cerca y comence a decirle a la multitud las verdades sobre este hombre. La gente decía cosas buenas de él y lo trataban como si él fuera un tipo de filántropo (una persona que da dinero a necesitados/alguien que da limosna). La primera vez que hablé, iba a terminar de decir algo importante sobre él cuando este hizo ruidos y voces para distraer a los demás y comenzaba a hablar encima de mí. Esto ocurrió tres veces corridas: hablé tres veces, y cuando iba a terminar, él interrumpía. Cada vez que hacía eso, me miraba como si quisiera hacerme daño si decía esas verdades acerca de él. Luego de la tercera vez, empezamos a discutir el Lider y yo. La discución se volvió cada vez más fuerte y violenta.

En medio del argumento, la tienda empezó a cerrar y la gente se fue. Entonces empezamos a empujarnos y a tratar de dar puños. En un punto, el Lider del Centro Comerical me pilló entre una góndola y el pasillo. Luego sacó una látigo de la montaña de armas que había en la tienda y se acercaba a mí diciendo: “Es illegal que trates de defenderte!“. El mango del látigo estaba compuesto de dos tablas de madera, unidas para crear la forma de una cruz. Pero este hombre estaba sosteniéndolo boca abajo a propósito, para mostrarme a quién se afiliaba; (la cruz invertida es un símbolo del Satanismo y de muchas otras sectas del ocultismo). De momento, en vez de que me diera con el látigo, él lo corto del mango y lo arrojó a un lado, quedándose con el mango solamente. Entonces vi que en una de las planchas de madera había un verso de la Biblia escrito en letras de color oro, pero no podía ver detenidamente cuál libro de la Biblia era. Por alguna razón, lo que yo mejor recuerdo es que vi algo como esto: “Deu. 3: 20“; (Deu. = Deuteronomios). Pero esto es lo que mejor recuerdo.

A medida que el hombre se acercaba, sabía que quería darme con la cruz de madera y su cara se transformó en lo que era en realidad. Su cara se empezó a deteriorar, sus ojos se incharon y empezó a salivar como si fuese un animal. Sabía que esto era algo demoniáco. Cuando estaba a punto de pegarme con la madera, sentí fuertemente en mi espíritu una urgencia a orar por protección. Entonces oré y dije: “Dios, protégeme porfavor, protégeme!“. Luego escuché como si fuera la voz de un hombre anciano diciendo: “ALABADO SEA EL SEÑOR, ALABADO SEA EL SEÑOR, ALABADO SEA EL SEÑOR“. Al oir esta otra voz, inmediatamente fuí transportado físicamente (en el sueño) a un salón de una escuela. Cuando aparecí allí, sentado en una silla, todos los que estaban en aquel salón, incluyendo la maestra, me miraban diciendo: “¿De dónde vino este muchacho?, ¿Cómo apareció aquí?” Yo me acuerdo con detalle la expresión de la maestra con la boca abierta del espanto. Cuando aparecí en ese salón de clases, estaba mirándome desde afuera del cuerpo y yo estaba en la misma posición en la que estaba orando a Dios para que me protegiera del hombre malvado. A la misma vez, yo sabía que yo no me había dado cuenta que había aparecido allí. El Señor evitó que el hombre me lastimara de ninguna manera y me salvó físicamente y espiritualmente. Finalmente, desperté del sueño.

La interpretación que me dió el Señor después del sueño:

  1. El Centro Comercial / La Tienda representa a los Estados Unidos de América y toda la abundancia de productos que había en ella son las bendiciones que el Señor le ha dado a este país. La cantidad de comida y recursos que Dios le dió a esa Tienda (EEUU) fue tan abundante; más de lo que otros países han poseído. Pero su gente se ha olvidado de esa bendición y piensan que esa abundancia viene de ellos mismos. Solo les interesa satisfacerce a ellos mismos en vez de darle gracias a Dios que le dió a esa tienda tantos recursos, más de lo que ellos podrían pensar.
  2. El Lider de la Tienda representa el verdadero lider de los Estados Unidos, que no es ni Donald Trump ni es Joe Biden. Hay una persona, que no sabemos quién es, que es el verdadero lider de América. Trump y Biden son solamente LAS CARAS QUE VEMOS EN TELEVISIÓN, no los que controlan el gobierno en sí. Este lider es una persona poseída por el enemigo. Todas la personas lo apoyaban y lo felicitaban en el sueño porque falsamente pensaban que él estaba ahí para ayudarlos. Pero a él no le importaba a nadie.

Aunque Dios haya bendecido esta Tienda con recursos materiales, sus clientes han llenado la tienda de vanidad y han olvidado sus bendiciones. El hombre malvado que controla la Tienda solo se beneficia del dinero que los clientes gastan al comprar y se hace más y más rico. El hecho de que el Señor me haya salvado de aquel hombre significa que Jesús protegerá a los suyos en momentos similares! Estaba hablando sobre este sueño con mi mamá y ella me acordó de los momentos en la Biblia donde Dios transportó gente físicamente de un lugar a otro instantaneamente. (Como pasó con el eunuco de Etiopía y el Apóstol Pablo, si mal no recuerdo).

Yo creo firmemente que el Señor hará milagros maravillosos como este para proteger a los suyos en los últimos tiempos. Yo creo que en los últimos tiempos, cuando el Anticristo esté en su máximo poder, Dios transportará a personas de un lugar del mundo a otro para poder esparcir el Evangélio alrededor del mundo o para sacarlos de situaciones peligrosas. Recordemos que Él tiene el poder de hacer cualquier cosa! No hay nada imposible para el Señor! (como dice en Lucas 1:37).

Algunos se preguntarán, por qué tendrá Dios que transportar gente de un lugar a otro? Otras personas, e incluso aquellos que se llamen “cristianos” tal vez pensarán que esta idea es muy fantástica o irreal, o tal vez dirán que el Señor no opera de era manera. Aquellos que piensen así, les recomiendo que busquen más fe en Él. Deben de entender que nuestro Dios puede hacer todas las cosas, aún las que para nosotros como seres humanos son imposibles. Cuando Jesús dijo en Mateo 17:20 que la fe puede mover montañas, Él hablaba literalmente, montañas literales. Desafortunadamente, muchos cristianos piensan o créen, como se ha enseñado en muchas iglesias, que esto era una frase metafórica. A veces pensamos que Dios tiene nuestras limitaciones humanas y que a veces tenemos que hacer algo por Él, pero Él tiene atributos que nosotros no tenemos, porque Él es Dios. ¿Por qué hay que minimizar el poder de Dios? Aunque Dios es Espíritu, Él también trabaja físicamente! Espero que esto haya sido de bendición! Gracias y que Dios les bendiga!

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *