Un vistazo tras las puertas cerradas de la élite – por Laura

!!Ay de vosotros, escribas y fariseos, hipócritas! porque limpiáis lo de fuera del vaso y del plato, pero por dentro estáis llenos de robo y de injusticia. !!Fariseo ciego! Limpia primero lo de dentro del vaso y del plato, para que también lo de fuera sea limpio. !!Ay de vosotros, escribas y fariseos, hipócritas! porque sois semejantes a sepulcros blanqueados, que por fuera, a la verdad, se muestran hermosos, mas por dentro están llenos de huesos de muertos y de toda inmundicia. Así también vosotros por fuera, a la verdad, os mostráis justos a los hombres, pero por dentro estáis llenos de hipocresía e iniquidad. Mateo 23:25-28

Si es la primera vez que visitas el “blog” por favor lee el mensaje de bienvenida en donde se explica la razón de este espacio: https://everykneeshallbow.cw.center/hello-world/

También puedes visitar el canal de youtube: https://www.youtube.com/channel/UCeZpnFuTbKzqh6psnWoFt2g

El sueño: Tuve este sueño la noche del 26 de diciembre del 2020. En este sueño me encontraba al aire libre en un día soleado caminando hacia el centro de una ciudad grande (Downtown Area). Alguien estaba trabajando en el camino tipo acera que yo debía cruzar para entrar al área del centro de la ciudad donde están los edificios y comercios (justo frente a mí). Detrás mío estaba la calle que daba acceso a esta área. Un hombre fuerte en sus treintas estaba trabajando en la acera que debía cruzar. Tenía ropa harapienta y me dio mucha lástima porque se veía más como un esclavo que como un trabajador. Las personas que se acercaban para cruzar igual que yo, se pararon a mirarlo y a esperar que terminara para poder cruzar y llegar al centro de la ciudad. El se veía amable y estaba trabajando solo.

El hombre estaba vertiendo una mezcla pegajosa entre cada división de la acerca (los cuadrados) y yo pensé que no podría pasar hasta que todo se secara. Esperé y luego me percaté de que detrás suyo venía un grupo de trabajo terminando el camino (acera). Trabajaban rápidamente y vi a un hombre echando una bola del tamaño de una naranja en cada uno de los cuadrados que formaban la acerca. El resto de ellos venían muy cerca tras de él cubriendo todo con cemento.

En algún momento la gente a mi alrededor comenzó a saltar por encima de la acera para acceder al centro de la ciudad, pero yo no lo hice porque tuve miedo de dañar el trabajo que habían hecho y decidí irme y regresar luego.

No sé cuánto tiempo pasó, pero cuando regresé encontré que habían colocado muchas puertas de madera a lo largo de la acerca. Estaban colocadas una al lado de la otra y eran muy parecidas a las de la foto. Las puertas ahora eran la división entre donde yo me encontraba y el centro de la ciudad hacia donde me dirigía. Las puertas lucían muy costosas desde lejos, pero según te acercabas, podías notar que estaban muy mal instaladas, colocadas sin cuidado ni esmero. También me percaté de que habían colocado puertas detrás de mí, formando un corredor (pasillo) al aire libre hecho de puertas a ambos lados.

Me detuve a leer unas letras y palabras que noté en las puertas. Se veían muy lindas y de un color brillante, pero al acercarme pude notar que también se habían colocado de una manera muy descuidada. Así que al echar una vistazo más cercano a todo esto que aparentaba ser tan elegante, me decepcioné mucho al notar la falta de atención y esfuerzo para hacer todo esto de la manera correcta. Parecía que a quienes hicieron aquello realmente no les importaba.

La primera puerta que leí tenía una plaquita con una dedicatoria que decía: “Aquí fue donde te conocí…”. Había además un par de oraciones adicionales pero no las recuerdo. Entonces yo pensé: “Ay, que lindo ese mensaje”, sabiendo que se refería a una pareja de enamorados. La dedicatoria terminaba con la firma: “Fundación Fulano y Fulana” (no recuerdo los apellidos).
Entonces revisé tantas puertas como pude y noté que cada puerta tenía el nombre de una Fundación que la había puesto allí o había pagado para que la pusieran.

Me paré frente a una de las puertas y decidí abrirla para finalmente pasar a donde me dirigía. Me quedé atónita con la escena que vía frente a mí al abrir. Vi decenas de cuerpos sin vida. Algunos tirados y otros amontonados. Vi personas tratando de esconderse y otros sin saber qué hacer y con terror en sus rostros. Nadie gritaba ni corría, estaban escondiéndose y atemorizados. La frase “atrapados afuera” vino a mi mente muy clara y con mucha fuerza. Noté además que las personas en esta escena eran todas blancas.

Cerré la puerta y no sabía qué hacer o qué entender de lo que vi. No tuve oportunidad de ver qué era lo quehabía pasado o estaba pasando. Sin embargo en el sueño, supe que la élite era quien había colocado las puertas. También supe que el resto de las personas (no la élite) estaban obligados a cubrir sus rostros y poner algo en ellos. Las personas de la élite no tenían que hacer lo mismo.

Entonces vi en una visión dentro del sueño, a una mujer tratando de tener acceso a la élite para rogar por un grupo de personas que ella representaba o conocía. Era hermosa, bien vestida y alta. Mientras caminaba llena de determinación y molestia, la seguía un grupo de personas que le decían que no podía acercarse a ellos (la élite) sin cubrirse el rostro. Ella siguió caminando y alguien queriendo ayudarla le abotonó un pedazo de tela al lado de su cara para cubrírsela ya que aparentemente esto le podía costar la vida. La visión terminó y yo estaba otra vez en el pasillo de puertas.

Noté entonces que el final del pasillo tenía otro color y estaba construido de un material distinto. Tenía techo, paredes y piso grises y hechos de concreto. Medía alreedor de 6-8 pies de largo y del mismo ancho que el pasillo. Allí había un grupo pequeño de hombres (4-5) y estaban conversando, por lo que me acerqué. Me di cuenta de que habían muchos insectos dentro de esta área. Como si no pudieran sobrevivir fuera de esta área protegida. Traté de escuchar la conversación que tenían, y aunque supe que estaban planificando qué hacer, no pude entender ningún detalle. En un punto uno de ellos dijo: “Mira, ese es California”. Al decir esto una ventana de cristal se abrió en la pared de concreto y nos permitía ver al otro lado de este lugar protegido.

Vi entonces muchas personas muertas. Vi lo que parecían cuerpos sin vida hinchados que literalmente fluían como una cascada desde un edificio hacia afuera del mismo. Se veían como montañas de cuerpos. Supe que el lugar seguro de concreto donde estábamos había sido colocado ahí intencionalmente. Inmediatamente recordé el primer hombre que vi trabajando en la acera y pensé que él tenía que ver con ese lugar seguro. Me desperté.

Fin del sueño.

Mi interpretación:

Este sueño ha sido muy difícil de compartir. Sin embargo el Señor seguía trayéndomelo a mi mente. No me gusta ir sobre cosas que el Señor no me ha explicado plenamente. Por ello voy sólo a tratar las que tengo claras. Vaya delante del Señor sobre el resto y siempre pida a Dios que le dirija en entender todo lo que lee y tiene para usted.

Entiendo que las élites (personas con mucho dinero, poder, control de los medios y muchas organizaciones sin fines lucrativos etc) ponen una cara falsa en la que aparentan preocuparse y tener interés por las personas (las masas) cuando realmente están implementando su agenda engañosa (NOM). Hay mucho escondido y vedado tras las puertas de estas élites. Nosotros sólo vemos las “plaquitas brillantes” en las puertas. La imagen que ellos desean presentar y las personas compran a diario sin saber lo que hay detrás.

Dentro de toda tribulación y sufrimiento, Dios proveerá refugio, dirección y protección a aquellos que permanecen en El. Yo no me vi afectada por lo que afectó los demás que cruzaron antes de mí y antes de que el tiempo fuera el correcto, porque yo paré y observé. También tuve que cambiar mis planes (aunque los demás no lo hicieron) porque era lo correcto dadas las circunstancias. Estos son tiempos en los que tenemos que estar vigilantes y no movernos en nuestra propia agenda.

En relación a California… yo ni tan siquiera vivo en los Estados Unidos. Por eso este sueño es tan difícil de compartir. También he tenido sueños en donde veo juicio y tribulación en mi país, pero de otra manera. Que el Señor tenga misericordia de nosotros. Continuemos orando para que seamos dignos de escapar su ira. Confiemos que El tendrá cuidado de los suyos en todo momento.

Por favor, tome un momento para leer Mateo 23:

Entonces habló Jesús a la gente y a sus discípulos, diciendo:

En la cátedra de Moisés se sientan los escribas y los fariseos.

Así que, todo lo que os digan que guardéis, guardadlo y hacedlo; mas no hagáis conforme a sus obras, porque dicen, y no hacen.

Porque atan cargas pesadas y difíciles de llevar, y las ponen sobre los hombros de los hombres; pero ellos ni con un dedo quieren moverlas.

Antes, hacen todas sus obras para ser vistos por los hombres. Pues ensanchan sus filacterias, y extienden los flecos de sus mantos;

y aman los primeros asientos en las cenas, y las primeras sillas en las sinagogas,

y las salutaciones en las plazas, y que los hombres los llamen: Rabí, Rabí.

Pero vosotros no queráis que os llamen Rabí; porque uno es vuestro Maestro, el Cristo, y todos vosotros sois hermanos.

Y no llaméis padre vuestro a nadie en la tierra; porque uno es vuestro Padre, el que está en los cielos.

10 Ni seáis llamados maestros; porque uno es vuestro Maestro, el Cristo.

11 El que es el mayor de vosotros, sea vuestro siervo.

12 Porque el que se enaltece será humillado, y el que se humilla será enaltecido.

13 Mas !!ay de vosotros, escribas y fariseos, hipócritas! porque cerráis el reino de los cielos delante de los hombres; pues ni entráis vosotros, ni dejáis entrar a los que están entrando.

14 !!Ay de vosotros, escribas y fariseos, hipócritas! porque devoráis las casas de las viudas, y como pretexto hacéis largas oraciones; por esto recibiréis mayor condenación.

15 !!Ay de vosotros, escribas y fariseos, hipócritas! porque recorréis mar y tierra para hacer un prosélito, y una vez hecho, le hacéis dos veces más hijo del infierno que vosotros.

16 !!Ay de vosotros, guías ciegos! que decís: Si alguno jura por el templo, no es nada; pero si alguno jura por el oro del templo, es deudor.

17 !!Insensatos y ciegos! porque ¿cuál es mayor, el oro, o el templo que santifica al oro?

18 También decís: Si alguno jura por el altar, no es nada; pero si alguno jura por la ofrenda que está sobre él, es deudor.

19 !!Necios y ciegos! porque ¿cuál es mayor, la ofrenda, o el altar que santifica la ofrenda?

20 Pues el que jura por el altar, jura por él, y por todo lo que está sobre él;

21 y el que jura por el templo, jura por él, y por el que lo habita;

22 y el que jura por el cielo, jura por el trono de Dios, y por aquel que está sentado en él.

23 !!Ay de vosotros, escribas y fariseos, hipócritas! porque diezmáis la menta y el eneldo y el comino, y dejáis lo más importante de la ley: la justicia, la misericordia y la fe. Esto era necesario hacer, sin dejar de hacer aquello.

24 !!Guías ciegos, que coláis el mosquito, y tragáis el camello!

25 !!Ay de vosotros, escribas y fariseos, hipócritas! porque limpiáis lo de fuera del vaso y del plato, pero por dentro estáis llenos de robo y de injusticia.

26 !!Fariseo ciego! Limpia primero lo de dentro del vaso y del plato, para que también lo de fuera sea limpio.

27 !!Ay de vosotros, escribas y fariseos, hipócritas! porque sois semejantes a sepulcros blanqueados, que por fuera, a la verdad, se muestran hermosos, mas por dentro están llenos de huesos de muertos y de toda inmundicia.

28 Así también vosotros por fuera, a la verdad, os mostráis justos a los hombres, pero por dentro estáis llenos de hipocresía e iniquidad.

29 !!Ay de vosotros, escribas y fariseos, hipócritas! porque edificáis los sepulcros de los profetas, y adornáis los monumentos de los justos,

30 y decís: Si hubiésemos vivido en los días de nuestros padres, no hubiéramos sido sus cómplices en la sangre de los profetas.

31 Así que dais testimonio contra vosotros mismos, de que sois hijos de aquellos que mataron a los profetas.

32 !!Vosotros también llenad la medida de vuestros padres!

33 !!Serpientes, generación de víboras! ¿Cómo escaparéis de la condenación del infierno?

34 Por tanto, he aquí yo os envío profetas y sabios y escribas; y de ellos, a unos mataréis y crucificaréis, y a otros azotaréis en vuestras sinagogas, y perseguiréis de ciudad en ciudad;

35 para que venga sobre vosotros toda la sangre justa que se ha derramado sobre la tierra, desde la sangre de Abel el justo hasta la sangre de Zacarías hijo de Berequías, a quien matasteis entre el templo y el altar.

36 De cierto os digo que todo esto vendrá sobre esta generación.

37 !!Jerusalén, Jerusalén, que matas a los profetas, y apedreas a los que te son enviados! !!Cuántas veces quise juntar a tus hijos, como la gallina junta sus polluelos debajo de las alas, y no quisiste!

38 He aquí vuestra casa os es dejada desierta.

39 Porque os digo que desde ahora no me veréis, hasta que digáis: Bendito el que viene en el nombre del Señor.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *